Este es un mundo gobernado y dirigido por mediocres: Esta afirmación es una obviedad, no hace falta ser muy observador para darse cuenta. Se prima la mediocridad, la ignorancia, la ausencia de cultura o la exención de pensamiento. Así funciona la sociedad actual, así se ha ido construyendo poco a poco, sin prisa pero sin pausa. Se adora a “Estrellas” del morbo, quienes por vender sus vidas miserables adquieren ingentes cantidades de dinero. Se sigue a pseudomúsicos (Si Mozart resucitara se moría del susto) que a ritmo de música machacona -realizada por máquinas que analizan nadie sabe qué- lanzan mensajes vacíos y sin contenido, y cuando los tienen suelen ser mensajes que promueven acciones poco deseables. Nadie piensa, eso de pensar cansa, provoca dolor de ideas, casi nadie lee, y quien lee no entiende nada de lo que lee. Nadie parece cuestionarse nada, nadie se hace preguntas sobre casi nada; están muy ocupados decidiendo el nuevo auto que se quieren comprar -aunque el actual funcione perfectamente-, o en un nuevo complemento -y totalmente inservible- de moda, o en ser futbolista, o cantante, o estrella de televisión, o cualquier otra absurdez social. Son los mediocres, que a su vez hacen caso a otros mediocres, que a su vez están gobernados por otros mediocres. Entre todos juntos no suman un cerebro, pero ahí están.

Una de esas cosas importantes que he pensado toda mi vida, de las que he comentado a picadillos en alguna que otra conversación eventual, pero que Daniel Comin ha sintetizado de manera magistral en el sencillo párrafo de la cita (por cierto, en el artículo original despliega los fundamentos de su opinión: no tiene desperdicio)
View quote
  • #cita #autismo #asperger #mediocridad #sociedad #verdades
  • hace 2 años
  • 4
x