Los autores descubrieron que los niños con autismo no seguían el juego y que en vez de ello se distraían con otros ruidos asociados que eran ignorados por los niños control. Esto sugiere que son muy sensibles a los indicios físicos no sociales y podría explicar por qué los niños con autismo no consiguen mirar a los ojos de las personas y se centran más en el área de la boca.

Siempre me había preguntado porque, a pesar de que yo sí miro a la gente a los ojos (eventualmente), siempre pongo más atención a la boca. Y es que si no lo hago sencillamente no consigo poner correcta atención a lo que me están diciendo. Curioso.
View quote
  • #asperger #autismo #cita #eliuk #yo
  • hace 2 años
  • 18
x